EJERCICIOS DE KEGEL

Si te gusta comparte...Share on Facebook26Tweet about this on TwitterEmail to someone

Existen en nuestro cuerpo 639 músculos en total, aunque expertos señalan que puede haber más. Hoy nos vamos a centrar en los que se encuentran en la pelvis, entre los huesos de la cadera.

El límite inferior de la pelvis es la parte que se encuentra entre las piernas y está formada por varias capas de músculos elásticos. Los músculos se adhieren a la parte anterior, posterior y lateral del hueso pélvico.

Se trata principalmente de dos músculos: el más grande se estira como si fuera una hamaca y el otro tiene forma triangular.

Para las mujeres es fundamental ejercitar estos músculos que se debilitan con el paso del tiempo y debido a algunos acontecimientos de la vida como el embarazo, el parto o tener sobrepeso. Además su debilitamiento es el causante de la temida incontinencia urinaria de esfuerzo.

Practicar ejercicio puede fortalecer de nuevo los músculos que sostienen la vejiga y mantienen los otros órganos de la pelvis en su lugar, y hará que consigamos recuperar el control. Además conseguiremos mantener relaciones sexuales mucho más satisfactorias.

Pero para ello es importante realizar el tipo de ejercicio adecuado.
En este caso existen una serie de ejercicios específicos, conocidos como ejercicios de Kegel. Basta con practicarlos durante cinco minutos tres veces al día y se notará la mejoría después de tres semanas.

El doctor Arnold Kegel fue el primero en relacionar el suelo pélvico y la incontinencia urinaria. De hecho, hasta los años 40 del siglo pasado no existía el suelo pélvico para la medicina y tampoco para las mujeres. Se desconocía la existencia de esa zona muscular y, por tanto, las repercusiones que su debilitamiento tenía sobre la calidad de la vida.

En 1948 el Dr. Kegel ideó una tabla de prácticas para fortalecer los músculos pélvicos. Hoy en día sus ejercicios, renovados y perfeccionados, son esenciales para el fortalecimiento del suelo pélvico.

Básicamente consisten en apretar los dos músculos principales que se extienden a lo largo del suelo de la pelvis, los músculos en forma de “hamaca” y de “triángulo”: contraer los músculos y contar hasta tres. Relajarse y volver a contar hasta tres. Repetir el proceso de 10 a 15 veces en cada sesión.

Otros ejercicios consisten en:

Contraer y relajar lo más rápido que se pueda repitiendo 25 veces.
Imaginar que se sujeta algo con la vagina, mantener esta posición durante 3 segundos y relajar. Repetir 10 veces.
Imaginar que se lanza un objeto con la vagina, mantener la posición durante 3 segundos y relajar. Repetir 10 veces.
Imaginar que se acaricia un objeto con la vagina, mantener la posición durante 3 segundos y relajar. Repetir 10 veces.
Es necesario respirar profundamente y relajar el cuerpo cuando hagamos estos ejercicios y no apretar el estómago, los muslos, las nalgas ni los músculos del pecho.

Se pueden practicar en tres posiciones: acostada, sentada y de pie; y mientras los realizas puedes simultáneamente dedicarte a otras tareas. Recuerda que somos mujeres, somos capaces de hacer más de una cosa al mismo tiempo.

carmen-blue11-e1401998995764Carmen Blue

Si te gusta comparte...Share on Facebook26Tweet about this on TwitterEmail to someone

8 pensamientos en “EJERCICIOS DE KEGEL

  1. Pingback: ANORGASMIA |

  2. Pingback: ¿SONRÍE TU VAGINA? |

  3. Pingback: TÉCNICAS PARA SEXO PLACENTERO |

  4. Pingback: CURIOSIDADES DE LA VAGINA |

  5. Pingback: ¿CONOCES TU VAGINA? |

  6. Pingback: ORGASMO, LO QUE DEBES SABER |

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *