vagina 1

¿CONOCES TU VAGINA?

Si te gusta comparte...Share on Facebook37Tweet about this on TwitterEmail to someone

El tamaño promedio de una vagina, según los expertos, es de aproximadamente 7 centímetros. Sin embargo, la madre naturaleza ha hecho que esta parte de la anatomía femenina no sea rígida y se pueda ampliar hasta un 200% de su tamaño habitual. Además, ya habrás comprobado que cuando se tienen relaciones íntimas, el flujo sanguíneo aumenta y eso hace que los vasos sanguíneos se dilaten y el área pélvica crezca.

Esta es solo una de las curiosidades que encierra la zona exclusiva de la mujer, la única que nos hace diferentes a los hombres.

Nuestra vagina no siempre presenta el mismo color. Todo depende del flujo sanguíneo. Por ejemplo, cuando nos excitamos  o durante el embarazo suele estar un poco más oscura. Sin embargo, durante la menopausia se torna más clara.

Además, la vagina es elástica y existen factores como la edad, el peso y el tabaquismo que pueden causar que ceda e incluso se caiga. Algo que se soluciona con una pequeña intervención.

En otro artículo de Qué Chic, ya comentamos la importancia de ejercitar la vagina con el fin de estar preparadas para un posible embarazo y parto, para evitar las pérdidas de orina que pueden producirse con el paso de los años, para defenderte de las odiosas infecciones de orina  o para mantener el tono de la musculatura y aumentar el poder de los orgasmos. Se trata de los ejercicios de Kegel. No dejes de practicarlos, son ejercicios muy sencillos y 100% eficaces.

vagina

Otra de las cosas que debes tener en cuenta es la higiene de tu vagina. No son necesarias duchas íntimas ni lavados vaginales, ya que nuestro organismo es muy sabio y elimina solo las bacterias. El flujo vaginal cumple esa función, elimina las bacterias viejas para evitar infecciones en el útero.  Una cosa es la higiene diaria y otra distinta es terminar con el nivel de PH de nuestra vagina (las bacterias que se quedan en el interior  ayudan a que la mujer se mantenga mucho más sana).

Por otra parte, la ropa interior que utilizamos influye en el estado de nuestra vagina. Por ejemplo, la ropa interior de nylon, sobre todo cuando está ajustada, puede producir infecciones por hongos en la zona de la vagina.  Mucho mejor la de algodón y sin tintes.

Otra de las curiosidades (aunque esta seguro que muchas la sabéis o mucho mejor, la experimentasteis), es que las mujeres podemos disfrutar de cuatro tipos de orgasmos: el del clítoris, la vagina, el combinado y los múltiples. Hay que saber hacérselo muy bien para disfrutar de esta variada carta que nos ofrece la vida.

El orgasmo de clítoris se produce con la estimulación de esa zona, sin penetración. El de vagina, al contrario, solo con penetración. El combinado, como podéis deducir por su nombre,  es cuando se tiene el orgasmo del clítoris, la vagina y la estimulación cervical.  El múltiple es cuando se tienen sucesivos orgasmos (todo un placer).

Finalmente, un pequeño consejo para cuidar nuestra vagina: acude a tu ginecólogo cuando sientas una picazón que dure más de una semana, ardor o si tu flujo no presenta un color normal y tiene mal olor.

carmen-blue11-e1401998995764

Carmen Blue

Si te gusta comparte...Share on Facebook37Tweet about this on TwitterEmail to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>