Archivo de la etiqueta: flujo

flujo

FLUJO VAGINAL

Si te gusta comparte...Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail to someone

Uno de los aspectos de la salud íntima de la mujer algo olvidado, es la presencia del flujo vaginal. Hablamos mucho de la vagina, pero nada de las secreciones que produce.

Ese  líquido claro, blanco, casi transparente,  fluido o viscoso  que sale de la abertura de la vagina llamado flujo vaginal es también conocido como leucorrea.Se produce normalmente por las glándulas del cuello uterino y las paredes de la vagina.

El flujo tiene su razón de ser: por un lado, es un antibiótico natural que previene las posibles infecciones a las que  se expone la vagina; y, por otro lado, es indispensable para tener unas relaciones sexuales satisfactorias  ya que es un lubricante natural. Además tan solo una pequeña cantidad de flujo es un reflejo del proceso natural y habitual  del cuerpo femenino.

La mayoría de las mujeres tienen flujo vaginal, pero la cantidad y el tipo de flujo pueden variar en función de algunos factores e incluso en la misma mujer dependiendo de la época. Por ejemplo, durante el ciclo menstrual debido a  la influencia hormonal o los días previos a la menstruación es normal tener más flujo. Sigue leyendo

Si te gusta comparte...Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail to someone
vagina 1

¿CONOCES TU VAGINA?

Si te gusta comparte...Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail to someone

El tamaño promedio de una vagina, según los expertos, es de aproximadamente 7 centímetros. Sin embargo, la madre naturaleza ha hecho que esta parte de la anatomía femenina no sea rígida y se pueda ampliar hasta un 200% de su tamaño habitual. Además, ya habrás comprobado que cuando se tienen relaciones íntimas, el flujo sanguíneo aumenta y eso hace que los vasos sanguíneos se dilaten y el área pélvica crezca.

Esta es solo una de las curiosidades que encierra la zona exclusiva de la mujer, la única que nos hace diferentes a los hombres.

Nuestra vagina no siempre presenta el mismo color. Todo depende del flujo sanguíneo. Por ejemplo, cuando nos excitamos  o durante el embarazo suele estar un poco más oscura. Sin embargo, durante la menopausia se torna más clara. Sigue leyendo

Si te gusta comparte...Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail to someone