1381258989_961974_1381259263_noticia_normal

RETRATO: ‘KATHY’ SWITZER, LA MUJER MARATÓN

Si te gusta comparte...Share on Facebook20Tweet about this on TwitterEmail to someone

Kathrine Virginia ‘Kathy’ Switzer es en la actualidad una escritora medio conocida y una agradable comentarista de televisión. Nació en enero de 1947 y es aparentemente una señora corriente que ejerce bien su trabajo. Sin embargo no es su actual actividad profesional la que sigue provocando un gran interés mediático, sino porque fue la primera mujer que se ‘atrevió’ a correr una maratón, la de Bostón, con un dorsal, en 1967, en una prueba que estaba destinada exclusivamente para hombres.

Para calibrar la importancia del gesto de esta mujer hay que trasladarse al ambiente machista y sexista que dominaba los círculos más conservadores norteamericanos de entonces. Bostón era una ciudad emergente, de gran peso político y económico, que estaba dominado por una serie de magnates de dudosa procedencia, algunos de ellos de origen latino, que imponían unas reglas de juego en una sociedad en la que la mujer estaba limitada, aparentemente, por una serie de ‘roles’ de los que era muy complicado salir.

‘Kathy’ era y es una atleta. Todo empezó cuando su propio entrenador afirmó que ninguna mujer estaba capacitada para correr la maratón. A Kathy no le gustó nada ese comentario y tocada en su amor propio decidió demostrar al mundo entero que no era verdad. Arnie, su entrenador, insistió en que una mujer no podría correr 42 kilómetros, porque eso “solo era cosa de hombres”. Tiene nuestra protagonista fama de taciturna y terca y aunque ya había corrido carreras de medio fondo decidió romper con todos los tabúes y correr no sólo una maratón sino encima la de Bostón, una prestigiosa carrera reservada para el género masculino. La historía del atletismo femenino comenzó a cambiar. Y para empezar se inscribió en la carrera ocultando su sexo bajo el nombre de KV Switzer, por lo que se le asignó el dorsal 261. Su entrenador y su novio, Tom, jugador de fútbol americano, se aliaron con la atleta y dieron los pasos precisos para que pudiera estar en la línea de salida. En las bases de la carrera nada decía de que la carrera estuviera prohibida a las mujeres. Al parecer se entendía como obvio que ninguna de ellas intentaría participar. El día de la carrera Switzer y sus acompañantes tuvieron que emplear la pillería para obtener el dorsal. Se vistíó con una sudarera y unos pantalones largos. Escoltada por su entrenador y por su novio, nuestra heroína se encaminó al punto de salida sin poder ocultar por más tiempo su condición de mujer. Para su sorpresa y la de sus acompañantes los corredores mostraron sorpresa pero también una aceptación generalizada.

Arracó la carrera y Katherine marchaba a muy buen ritmo cuando se produjo una de las imágenes que quedó impresa para siempre en la historia del atletismo, el momento en que John Semple , codirector de la carrera, saltó para intentar interceptarla gritando “¡Sal de mi carrera y devuélvame el dórsal!”. Pero la rápida intervención de su novio y la de algunos corredores impidieron que el comisario se saliera con las suyas.

Kathy-Switzer-Boston-Maraton-1967

Switzer cruzó la línea de meta después de 4 horas y 20 minutos. Luego la atleta ganaría la maratón de Nueva York en 1974 y quedó segunda en la de Boston en 1975, donde logró llegar a la meta en 2 horas, 51 minutos y 37 segundos.

avatar mini2                                                               La sombra del testigo

Si te gusta comparte...Share on Facebook20Tweet about this on TwitterEmail to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>